Desde COMM-CYL trabajamos con varias entidades financieras para ofrecer a nuestros clientes soluciones completas para su inversión.

El Renting nos permite el uso del bien sin que se tengan que hacer desembolsos iniciales. Nuestra inversión tecnológica se contabiliza como un gasto, y es deducible al impuesto de sociedades o al IRPF. El Renting Tecnológico nos permite estar al día y ser competentes con el mercado actual.

Ventajas a destacar:
    · El renting tecnológico le mantiene al día.
    · Inversión en tecnología sin deuda ni capital. El renting tecnológico le permite adquirir nuevas tecnologías sin tener que endeudarse o utilizar capital en el momento de la inversión. Usted compra el equipo y sólo paga los plazos de alquiler acordados.
    · Más flexibilidad. El renting tecnológico actual le da la flexibilidad necesaria para ajustar en cualquier momento la capacidad de su infraestructura informática, independientemente de que lo que necesite sea hardware, software o servicios de TI.
    · Independencia. Total libertad para elegir el equipo que prefiera independientemente de la marca.
    · Costes más predecibles y transparentes. La cuota se fija desde el principio y no varía aunque suban los intereses en el mercado de capitales, lo que evita sorpresas desagradables y le ofrece una base firme para preparar sus presupuestos.
    · El renting refuerza su cuenta de resultados. Los equipos alquilados no aparecen en su cuenta de resultados, lo que contribuye a mejorar su ratio de capital.
    · Aumento de liquidez.
    · Repercusiones fiscales. Los pagos de alquiler se consideran gastos de explotación, por lo que son totalmente desgravables.

COLABORADORES  DE
EMPRESA